El alemán y yo

Por desgracia, el título de la entrada se refiere al idioma y no a un rubio cachas de dos metros con los ojos azules.

La idea de escribir sobre mi relación con el alemán viene por la primera entrada nuevo blog de traducción que tenemos el gustazo de tener de @TraductorJur en la que cuenta cómo llegó a hacerse traductor (y de alemán), así que yo me he animado y ahora cuento por qué elegí el alemán como lengua C.

Como bien algunos sabéis, mi lengua C es el alemán. ¿Por qué elegí el alemán? Al principio me lo preguntaba por curiosidad y ahora casi a modo de lamento. Unos creen que por Rammstein; otros, que porque tengo pinta de alemana; otros, que porque mi primo, que empezó la carrera tres años antes que yo, eligió alemán también. La verdad es que en bachillerato se me había dado bien el francés (de hecho, ahora es mi lengua C-2), pero tiré más para el alemán porque mi padre me dejó entrever que tenía más salidas (y me da que tenía bastante razón) y, además, el sueño de mi madre siempre ha sido poder aprender alemán. Pensé que así algún día podría enseñarle.

Al principio estaba muy contenta y emocionada. El alemán es una lengua tan difícil como interesante. La cultura alemana me encanta: me encanta la comida, la bebida, la fiesta, el arte, el ambiente, etc.

En primero aprendí poquito y, aun así, me fui a la aventura y estuve de beca MEC un mes en Colonia. Es lo mejor que me ha pasado y lo peor que le ha pasado a los demás. Ha sido la mejor experiencia de mi vida porque me lo pasé genial, conocí mucha gente, aprendí mucho alemán y me enamoré de la ciudad. Por otra parte, ha sido lo peor que le ha pasado a mis conocidos porque estoy obsesionada hablando todo el día de lo que adoro Colonia.

Segundo fue más complicado, como es normal, pero aun así aprobé los exámenes sin problemas. El nivel de alemán que teníamos a finales de segundo de carrera era tan bajo que no me atreví a irme a Alemania de Erasmus, como era mi ilusión. Decidí esperarme a cuarto, que quizá tras haber dado traducción general tendría más idea y podría estudiar en mi amada Colonia en cuarto.

Pero esto nunca ocurrió. Mi sueño se desvaneció cuando en tercero me encontré con que la asignatura de traducción de alemán no me aportaría nada nuevo. La traducción directa era frustrante y la inversa era imposible con un nivel tan bajo. En noviembre hice el examen de Erasmus para Reino Unido y ni siquiera me presenté al de alemán porque sabía que no me iba a ir.

Aunque Reino Unido era mi segunda opción, no me arrepiento de estar ahora en Portsmouth. He podido perfeccionar el inglés y conocer la cultura más a fondo. Además, nunca había estado en Reino Unido (Gibraltar no cuenta) y era una oportunidad de conocerlo. Pero no me quiero enrollar hablando de la Erasmus, ya tocará en otra entrada.

Pero no todo es negro porque, a pesar de todo, me sigue gustando mucho el alemán y quiero luchar por él. Es más, hasta los más grandes tienen relaciones tormentosas con el alemán (y si somos de la misma Universidad me da que no somos nosotros, sino el departamento de alemán de la UMA). Durante mi estancia en Portsmouth no tengo ninguna asignatura de alemán (me tengo que preparar Traducción especializada de DE-ES/ES-DE por mi cuenta), así que aquí escucho la radio en alemán, leo periódicos alemanes, traduzco alguna que otra noticia para no perder la costumbre, recopilo glosarios y otros recursos interesantes y estoy haciendo todos los cursillos gratis en Internet que pillo. Tengo un proyecto en mente, que ya os revelaré cuando llegue el momento, también relacionado con el alemán, por lo que no lo he dejado de lado ni mucho menos. En estos meses, por mi cuenta, he aprendido más que en tres años de carrera. ¿Soy demasiado autodidacta, es que ahora tengo más ganas que antes, o es que simplemente he perdido tres años tontamente confiando en unos profesores que no han sabido transmitir lo que saben (porque son gente importante y todo, aunque parezca increíble).

En conclusión: si te gusta algo de verdad, aunque tengas problemas para conseguirlo y creas que no es para ti, lucha por ello. Esto, además de al alemán, se puede aplicar a todo en la vida. No hay que desanimarse, Colonia Roma no se hizo en un día. Ya sé que no os estoy descubriendo Alemania América, pero viene bien recordarlo de vez en cuando, ¿verdad?

Ánimo y un saludo a todos.

Anuncios

10 thoughts on “El alemán y yo

  1. Mucho ánimo con el alemán. Yo soy de colegio bilingüe alemán y tuve este idioma como Lengua B en la carrera, así que mi relación con él es bastante diferente, sobre todo porque empezó pronto y, lo que es más importante, con muchísimo contacto diario. Pero sé lo difícil que se hace enfrentarse a una lengua como esta más adelante.

    En cualquier caso, rescato de tu entrada otra idea que has nombrado de pasada: el nivel de la lengua C no mejora durante la carrera todo lo que debería mejorar. Seguro que cada facultad es diferente, pero yo opino que debería exigirse un nivel inicial de Lengua C, más bajo quizás que el de la B, vale, pero aún así equivalente al menos a un B1 o si me apuras a un A2 alto. En mi caso, de nuevo, es distinto, porque mi Lengua C es inglés y ahí sí se sobreentendía un nivel inicial intermedio para todo el mundo (aún así bastante bajo según mi punto de vista). En cualquier caso, lo que está claro es que enseñar en tres o cuatro años un idioma desde cero con el objetivo de que los alumnos terminen traduciendo textos de él, por muy generales que estos sean, es demasiado ambicioso. Por lo menos para algunos idiomas, que también es cierto que no todos entrañan el mismo grado de dificultad.

    Bueno, disfruta de tu Erasmus, que es una experiencia maravillosa.

    • ¡Magda, qué razón tienes! Es fundamental tener contacto con la lengua lo antes posible porque así las cosas son mucho más fáciles. Sería interesante ampliar la oferta de centros bilingües porque, aunque yo no haya tenido la suerte de hacerlo, crecer con dos lenguas es muy enriquecedor.

      La solución más sencilla, según mi punto de vista, es crear dos niveles: uno para los que quieran empezar de cero un idioma y otro para los que ya tienen un nivel mínimo. Así, los que empiezan de cero no están obligados a traducir y aprovechan esos créditos para profundizar en el conocimiento de la lengua (o para acceder a más asignaturas especializadas de su lengua B) y los que ya tienen nivel no se aburren durante los dos primeros años, hacen un repaso a fondo de la lengua y ya en segundo pueden empezar a traducir textos. Ahora bien: es caro hacer dos niveles y la gente quiere traducir aunque una traducción “decente” esté por encima de sus posibilidades.

      Un saludo y gracias por comentar,

      Laura.

  2. ¡Hola!
    Me ha gustado mucho esta entrada, y me he sentido totalmente identificado. Solo que en mi caso, mi pasión es el japonés.
    Desde hace algunos años me di cuenta de que, normalmente, uno obtiene mejores resultados si es capaz de estudiar de forma autodidacta un idioma (que no todo el mundo es capaz). Si ese idioma te apasiona lo suficiente como para ponerte con regularidad y crear un “mini cosmos” en el que sumergirte para ir teniendo contacto con él a diario, seguro que aprendes mucho más que yendo a clase, y en mucho menos tiempo. Además puedes marcarte tu propio ritmo y centrarte en lo que más te apetezca estudiar en cada momento (si te apetece estudiar ciertos aspectos gramaticales, vocabulario o kanji, en mi caso) y no tienes que ir siguiendo lo que te mandan en la escuela o en la universidad, donde suelen ir a paso de tortuga.
    Por supuesto, si uno tiene la oportunidad de aprender el idioma en el país en el que se habla, muchísimo mejor.

    A mí al menos lo que me mueve es la pasión por el idioma 😉 Así que sí, si te gusta, adelante. ¡Si te apasiona no te detengas!

    • ¡Hola, Diego!

      Pues sí, tienes razón (y suerte de que en tu universidad se oferte japonés también). Cuando uno busca sus propios recursos y hace lo que le apetece, no solo aprende más, sino que disfruta haciéndolo. Es fundamental tener a alguien que conozca bien la lengua, porque a veces las fuentes no son fiables (sobre todo con respecto a la gramática o a que un término o frase hecha se use realmente y no esté pasado de moda, por ejemplo), apoyo al 100% ser autodidacta.

      Gracias por comentar y ánimo a ti también con el japonés,

      Laura.

  3. ¡Hola! He leído tu entrada y me he sentido bastante identificado. Tengo una relación amor-odio con el alemán. En primero lo elegí como lengua C-2 (con francés como lengua B), había aprendido un poco por mi cuenta antes de empezar la carrera y estaba bastante motivado, pero me encontré con el famoso die Methode: Die Lehr-und (Er)lernmethode “Collage” de la Universidad de Granada, ese año estuve 2 veces en Colonia (comparto tu opinión =D) y otra en Berlín y comprobé que el dichoso método estaba haciendo que olvidase lo poco que sabía!

    El primer día de clase las profesoras separan a los alumnos que saben algo (los pariahs de la clase) de los que no saben nada y te dan un texto en alemán sobre la calvicie para que lo traduzcas basándote en tus conocimientos de otros idiomas. Este método se basa en aplicar tu intuición para traducir y que saques tus propias conclusiones y reglas gramáticales sobre el alemán. Dan por hecho que no hace falta aprender un idioma para traducirlo. Cuando los alumnos se enfrentan a la traducción general en tercero aparecen los problemas. Aprendimos a decir “útero”, pero no “Hola, me llamo X y soy de Y”, así que aprobé las 2 asignaturas de primero y lo abandoné más o menos hasta ahora. Ya he acabado la carrera, pero han pasado 3 años y estoy casi empezando de 0.

    Un saludo 🙂

    P.D: Perdón por el tochaco!

  4. ¡Hola!

    Lo primero, perdón, pero no me ha salido que el comentario estaba pendiente hasta esta mañana (no sé qué ha pasado, normalmente WordPress va genial).

    Sé de sobra (y lo he comprobado) que con unos conocimientos básicos de una lengua te puedes ir al país y te entiendes sin problemas. Pero el que quiere dedicarse a la traducción no lo tiene tan sencillo. Soy de los que opinan que para traducir una lengua que hay que conocerla a fondo (y, por supuestísimo, la cultura).

    Está muy bonito y viene muy bien para profundizar eso de sacar tus propias conclusiones y reglas pero, personalmente, no creo que se pueda perder el poco tiempo que se dedica al estudio de la lengua en la carrera de esa forma.

    Lo que yo apoyo es una buena base gramatical en la que profundizar en casa y preguntar las dudas a los profesores (que para eso están), mucha lectura y escuchar la radio en casa y dedicar las clases (aparte de a resolver las dudas gramaticales que se presenten) a hablar, hablar mucho.

    Un saludo y muchas gracias por leerme =)

    Laura.

  5. Aprender alemán es complicado y lleva su tiempo pero si lo puedes conseguir, vale la pena. Como traductor de alemán viviendo entre Austria y España, te puedo confirmar que hay muchísima demanda para traductores de ese idioma, sobre todo en el mundo de las empresas y los negocios financieros. Mucho esfuerzo, pero que recompensa! Espero que sigas perfeccionando tu alemán 😉

  6. También depende de la persona.. hay los que son muy buenos autodidactas, y los que sin tener un profesor delante no consiguen concentrarse, por ejemplo. Yo te digo solo que es un idioma como todos, no requiere ninguna estrategia especial, sigue los métodos normales y te darás cuenta que, aunque el principio es complicado, es un idioma que se puede aprender igual que todos. Lo demuestra el gran número de personas que viven en Alemania, Austria y Suiza y han llegado a hablarlo perfectamente. Son más que los extranjeros que viven en España y dominan perfectamente el idioma, lo cual demuestra que no tiene una dificultad superior.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s